«Mi hija fue violada en la institución, quedó embarazada, lo que sufrió en el Hogar Proyecto de Vida es lo más parecido a una tortura» - Desalambrar (2022)

Clara Martínez habla de una pelea que arrancó hace muchos años en el momento que recibe el diagnóstico de su hija: Síndrome de Landau Keffner, luego distrofia muscular de Duchenne.

Hace dos meses escuchó una voz que la conmovió, una explicación que la sacudió, una causa situada en el aberrante abuso sexual que padeció su hija en el Hogar Proyecto de Vida, ubicado en La Reja, institución a cargo de la empresa Tuming S.A, que sería propiedad de la Licenciada Beatriz Pandeilla.

La investigación penal está en manos de la UFI N° 8. Al momento de ser informada del abuso sexual, Erica (de 34 años de edad) cursaba las 16 semanas de embarazo. Clara buscó con rapidez y desesperación la Interrupción del Embarazo. Fueron atendidas en la Maternidad Estela de Carlotto quien les brindó contención, asistencia y una derivación urgente que permitió realizar el procedimiento.

En diálogo con Desalambrar, Clara Martínez asegura que los informes médicos que tiene en su poder dan cuenta que su hija fue abusada sexualmente en varias oportunidades:

¿Cuándo comienza esta lucha?

Comienza con la enfermedad de mi hija cuando a los cinco años me entero que ella tiene un síndrome, que es bastante raro que se llama Landau Keffner. A los 12 años le diagnostican distrofia muscular entonces ya comenzó la lucha en ese momento, pensé que de eso se trataba. Pero ahora resulta que,a los 34 años la lucha se intensifica, porque ella fue abusada sexualmente, violada sexualmente en el lugar donde residía. De esa violación quedó embarazada, entonces enfrentarse a esa realidad es lo más parecido a una pesadilla. Ahí uno se replantea muchas cosas y se pregunta dónde está la justicia, dónde están los que tenían que haber velado por ella. Y ahí uno se ve sola frente a esta lucha.

¿Quién te acompaña?

Acompaña la gente que afectivamente siempre estuvo con uno, el entorno, mis hijos, los hermanos de Erica que obviamente después del asombro, después de la sorpresa, después de ese caer en donde estábamos parados, empezamos todos a darnos cuenta que teníamos que apoyarnos mutuamente. Después gente que se acerca, que es la gente que uno menos se lo espera, pero que al saber lo que pasó se acercan y nos proponen de alguna manera solidarizarse, como sea. Realmente esto es una atrocidad. Uno no se puede quedar indiferente ante esto.

¿Cuándo pasó y en dónde pasó el abuso sexual contra tu hija?

Pasó seguramente alrededor de febrero, pero a mí me avisan el 1° de junio de este año, me avisan que ya está embarazada de 16 semanas, o sea cuatro meses. En el Hogar Proyecto de Vida en La Reja, partido de Moreno. Ahí es donde sucedió porque ella no salió nunca de este lugar, hace años que no sale de ese lugar, ni siquiera para ir a tomar un helado, nunca salió, hace años. Ella residía ahí porque en 2007 tuvo una convulsión muy importante que la dejó en estado semi comatoso. Después su estado físico se complicó, su motricidad se complicó, el síndrome de ella es desintegrativo- progresivo, obviamente siempre la enfermedad avanza, no pudo salir más luego de la pandemia, pero antes de la aparición del Covid tampoco salía porque le costaba muchísimo el tema del traslado, la motricidad, subir a un auto, bajarse. Nuestra visitas eran periódicas pero ella no salía.

El abuso entonces habría ocurrido ¿cuándo?

En ese lugar, en febrero. Pero yo hoy, no me animo a hablar de un abuso. Y te explico porque, hace unos días me dieron el resultado de la anatomía patológica que le hicieron en el Hospital Posadas a partir del procedimiento de interrupción de embarazo, y cuando los médicos vieron el resultado, ella ha sido contagiada con enfermedades venéreas, me dijeron que es totalmente improbable que haya sido producto de una sola violación, que esto es caso de abusos reiterados.

¿Quiénes son los propietarios o autoridades de este hogar?

Los propietarios sé que es una empresa que se llama Tuming Sociedad Anónima, y la directora es Beatriz Pandeilla, que hace tiempo reside ahí el hogar.

¿Y qué respuestas te han dado si es que te dieron algo?

En el primer momento cuando me llamaron por teléfono para decirme esto, después de mi sorpresa, gran sorpresa. Me dijeron que me dirija al hogar, fuimos a hacer las denuncias porque no las habían hecho. Ellos me ofrecieron trasladarme para hacer la denuncia, para ir a la Maternidad para averiguar que era lo que se podía hacer, dado el estado avanzado del embarazo. Erica no quería volver al hogar, no quería, se resistía, me ofrecieron que me quedara unos días con ella hasta poder hacer el traslado, me ofrecieron eso. Eso es lo que desde la identidad propietaria me ofrecieron obviamente, creo que no estaba de más pedirme disculpas porque esto no es un accidente, esto es una negligencia.

¿Hoy dónde está tu hija?

En un hogar cerquita de San Antonio de Areco, pero es un hogar totalmente con equipamiento hospitalario, con muchísimos profesionales. Está muy bien atendida, se está rehabilitando de los daños físicos, psicológicos, traumáticos. Es realmente notable la labor de los profesionales actualmente. Obviamente que mi agradecimiento será eterno porque ella estaba en un estado realmente lamentable, quedó anémica, muy deprimida, no tenía mucho interés ni siquiera en estar despierta, pasaba muchas horas dormida, estaba muy débil. Además de asustada, obviamente, una persona que no habla, no camina, lo que vivió fue lo más parecido a una tortura. Porque hay que ponerse en la cabeza de una persona que no puede pedir auxilio, pero tampoco se puede trasladar para escaparse de la situación. Totalmente presa de un abusador.

¿Quién te comunica del embarazo, de la violación, del abuso y esta tortura hacia tu hija?

La directora del lugar. Beatriz

¿Cuál es la hipótesis que tiene la institución?

Lo primero que me dijeron que ellos arriesgaban la posibilidad de que sea un interno, otro enfermo, otro paciente, lo que sería una negligencia mayor. Si Erica no estaba cuidada y sus compañeros tampoco, porque si era otro paciente, estaba totalmente libre el otro paciente de hacer lo que su enfermedad le permitía hacer. En este caso podía abusar, podía golpear, podía tener un brote, no sabemos el alcance en una discapacidad mental a dónde llega. Decir que pudo haber sido otro paciente es totalmente negligente. Como me dijeron en una oportunidad, puede ser que la enfermera fue a buscarse una taza de té, todos sabemos que cualquiera puede ir a tomar una taza de té o al baño o a buscar algo, pero tiene que haber otra persona que lo reemplace. No pueden quedar enfermos totalmente sin vigilancia, sin un cuidado.

Aquí es clave lo que te dieron los médicos, el informe al que hacías referencia indicaría que no fue una sola vez que abusaron y violentaron sexualmente de tu hija

Tal cual. Yo todavía le pregunté a los médicos ¿yo puedo decir esto? Me dijeron que sí, totalmente, porque nadie de una sola violación puede contagiarse de tantas enfermedades.

¿Y la justicia? Porque hay una denuncia por abuso sexual

La justicia está trabajando para, en primer lugar, evaluar a los pacientes de mejor nivel, y a los empleados del sector masculino para calificarlos a ver a quién se le va a realizar la prueba de ADN. Estamos en esa instancia, pero uno desde su lugar de ciudadano común a veces no entiende a la justicia, y más cuando no lo puede ver subjetivamente porque es una hija. Pero yo no puedo entender, hoy hace dos meses que a mí se me informa esto, y todavía no podemos tener un acercamiento a los posibles culpables. De por sí también no sabés los culpables de los abusos, pero si se puede saber quienes estaban como responsables del cuidado de mi hija, una enfermera, un terapeuta, directivos, secretarios. No cumplieron con la vigilancia, con el cuidado, no velaron por ella.

En términos penales sería complicidad.

Yo creo que sí. Me parece algo de enorme gravedad, no me parece que sea menor, porque estamos hablando de pacientes de mucho cuidado. Parece que los más protegidos son los que hicieron el acto de maldad, no el que se está defendiendo. En algún momento la justicia cambia sus roles. No es posible que el único responsable al que se busca es quien violó a una mujer con una discapacidad mental severa.

La interrupción del embarazo se pudo hacer

La interrupción se pudo hacer, no en la Maternidad Estela de Carlotto donde nos atendieron espectacularmente bien, de igual forma en la Comisaría de la Mujer. Por eso digo yo que es una lástima que funcionando estas entidades tan bien, después la justicia hace agua. En la maternidad lo que me dijeron que el estado de gravidez era tan avanzado que no podían hacer la interrupción ahí, primero por la patología de Erica, aparte porque no estábamos hablando de pocas semanas.

¿Eran 16 semanas?

Claro.

Cuando el Hogar Proyecto de Vida te comunica lo ocurrido, ¿cuántas semanas de embarazo tenía tu hija?

Eran 16 semanas, es decir que antes no realizaron ningún control médico.

Top Articles

Latest Posts

Article information

Author: Catherine Tremblay

Last Updated: 11/24/2022

Views: 6224

Rating: 4.7 / 5 (67 voted)

Reviews: 90% of readers found this page helpful

Author information

Name: Catherine Tremblay

Birthday: 1999-09-23

Address: Suite 461 73643 Sherril Loaf, Dickinsonland, AZ 47941-2379

Phone: +2678139151039

Job: International Administration Supervisor

Hobby: Dowsing, Snowboarding, Rowing, Beekeeping, Calligraphy, Shooting, Air sports

Introduction: My name is Catherine Tremblay, I am a precious, perfect, tasty, enthusiastic, inexpensive, vast, kind person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.